¡Disfrutando de una vida en comunidad gracias al proyecto Mi Casa!

Vivienda de Fundación Gil Gayarre

Eduardo y Calixto son dos personas con discapacidad intelectual que reciben apoyos por parte de la Fundación Gil Gayarre y viven en un piso en el municipio de Majadahonda.

Ambos acuden a las reuniones de vecinos y expresan su opinión, bajan a hacer la compra a los comercios de la zona, juegan a la petanca en el club del municipio, se toman una cerveza en el bar de abajo de casa…disfrutan, en definitiva, de una vida normalizada en la comunidad.

En esto consiste el proyecto ‘Mi Casa, Una vida en comunidad’ un proyecto de innovación social de Plena Inclusión financiado por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, a través de los fondos NextGenerationEU de la Unión Europea.

Gracias a este proyecto, cinco organizaciones de Plena Inclusión Madrid (Afanias, Apadis, Pauta, Fundación Gil Gayarre y Fundación Aprocor) exploran nuevos modelos de vida en comunidad y de apoyo comunitario para personas con discapacidad intelectual con más necesidades de apoyo, con el fin de que estén incluidas en sus comunidades como ciudadanos de pleno derecho.

Eduardo y Calisto se llevan doce años, pero ambos celebran sus cumpleaños en octubre. Una muestra de esta vida en comunidad la vivieron recientemente en esta celebración en el jardín de su piso y en compañía de familiares, amigos, vecinos, compañeros y trabajadores de la Fundación Gil Gayarre.

Leer esta noticia en la web de Plena inclusión Madrid.
Ver Proyecto ‘Mi Casa: una vida en comunidad’ en la web de Plena inclusión Madrid.